Aprende a envasar al vacío los alimentos correctamente

//Aprende a envasar al vacío los alimentos correctamente

El envasado al vacío es uno de los mejores métodos para conservar alimentos por un tiempo prolongado, minimizando de esta manera la pérdida de propiedades y nutrientes.

Ahora bien, debemos de tener en cuenta que existen diferentes tipos de bolsas de vacío dependiendo de los alimentos que se vayan a conservar y que no todos los alimentos se pueden conservar.

Con las bolsas de envasado al vacío, podemos conservar tanto alimentos sólidos como líquidos, y se pueden emplear tanto en casa para preservar tu economía como en empresas.

¿Qué alimentos se pueden envasar al vacío?

Antes de envasar cualquier alimento, ya sea sólido o líquido, debemos asegurarnos de que ese alimento es apto para envasarse al vacío y que no perderá sus propiedades pasado un corto periodo de tiempo. Además, hay que respetar la capacidad de las bolsas para evitar que la bolsa no selle por completo.

A continuación te mostramos cuáles son los alimentos que sí puedes envasar al vacío.

Carnes y aves

En caso de que vayas envasar carne de aves, como el pollo, lo mejor es deshuesarla y separarla por piezas. En cuanto al resto de carnes, no importa si se envasa completa o fileteada.

Otra buena forma de almacenar la carne es hacerlo ya marinada. De esta manera, solo tendrás que retirarla de la nevera y cocinarla en la sartén. De igual forma, la carne se puede envasar al vacío tanto fresca como congelada, ya que de ambas maneras conservará bien sus características.

Pescados y mariscos

El pescado pequeño, como las sardinas, debería estar congelado antes de envasar para que no se aplaste al retirar el aire. En el caso de los pescados grandes, como el pulpo o el calamar, lo ideal es envasarlos completos para que tengas más opciones cuando vayas a prepararlos.

Ahora bien, en caso de que sea posible, evita conservar el pescado con las aletas y la cola, ya que estas partes podrían crear un pequeño agujero en la bolsa.

Verduras y legumbres

Antes de conservar las verduras y legumbres, es preferible cocinarlas para que no absorban la humedad y, a continuación, congelarlas. De esta manera, se conservarán mucho mejor.

Frutas

Las frutas se pueden envasar fácilmente, ya que mantienen sus propiedades bastante bien durante un largo periodo de tiempo. Antes de envasar la fruta, córtala en trozos y congélala antes de crear el vacío para que no se golpeen y sufran daños. En caso de que quieras preparar zumo de frutas, sácale la pulpa, congélala y envásala al vacío.

Quesos

El queso es otro de los alimentos que también se puede envasar al vacío siguiendo una serie de pautas. Para ello, corta el queso en trozos medianos para utilizar solo lo necesario y no someter al queso completo a un descongelamiento.

Líquidos

Cualquier líquido que vayas a envasar, deberá tener una capacidad inferior a la bolsa de vacío para evitar derrames. Por otro lado, a la hora de crear el vacío en la bolsa, habrá que evitar que el líquido no permita que la bolsa se selle.

 

Tanto si las necesitas para uso doméstico como si vas a darle un uso profesional, en AEB Distribuciones disponemos de una gran variedad de bolsas de vacío para que envases desde el producto que menos espacio ocupa en tu nevera hasta el producto más grande.