Qué tipo de bolsa necesitas para envasar tus alimentos

//Qué tipo de bolsa necesitas para envasar tus alimentos

Antes de empezar a explicar qué bolsas existen para envasar, es necesario recordar en qué consiste envasar al vacío.

Las bolsas de envasado al vacío están compuestas principalmente de poliamida en primer lugar, más conocida como nailon, y polietileno en una cantidad menor.

El envasado al vacío es una técnica que permite extender la vida útil de un producto y protegerlo de cualquier elemento externo. Envasar al vacío consiste en extraer el aire del producto e introducirlo en una bolsa sin aire. Para ello, se pueden emplear máquinas especiales como las envasadoras.

Para qué sirven las bolsas de envasado al vacío

Las bolsas de envasado al vacío presentan muchos usos diferentes, siendo los más importantes los siguientes:

  • Evitar el desecamiento de productos frescos
  • Proteger a los productos secos de la humedad
  • Evitar que ciertos productos absorban malos olores del ambiente
  • Prevenir el crecimiento de microorganismos, hongos y bacterias aeróbicas
  • Proteger a los productos de la luz, el oxígeno y otros gases
  • Impedir que ciertos productos pierdan su aroma

El micraje de las bolsas de vacío según el tipo de alimento que se va a envasar

Antes de elegir un tipo de bolsa de vacío, es conveniente tener claro qué alimentos se van a envasar, ya que no todas las bolsas para envasar son iguales.

Existen diferentes tipos de bolsas de vacío dependiendo del grosor de la bolsa y la proporción de poliamida y polietileno. Cuanto mayor grosor presente la bolsa, mayor resistencia poseerá. Sin embargo, perderá propiedades de transparencia con mayor rapidez.

Las bolsas para envasar al vacío más utilizadas según su micraje son:

1. Bolsas de vacío de 80 micras

Las bolsas de vacío de 80 micras presentan una proporción de 20% de poliamida y 60% de polietileno. Son ideales para envasar productos frescos, por lo que sirven para almacenar y conservar frutas, verduras, carnes, pescados, salsas y otros líquidos.

Por otro lado, presentan propiedades ópticas, transparencia y resistencia elevada, por lo que se pueden conservar sin ningún problema en el congelador sin que se forme escarcha.

2. Bolsas de vacío de 90 micras

A diferencia de las anteriores, estas bolsas presentan una proporción del 20% de poliamida y un 70% de polietileno, y son un poco más resistentes, aunque la diferencia no es muy notoria. También cuentan con propiedades ópticas, transparencia y resistencia elevada. Al igual que las anteriores, se pueden usar para almacenar todo tipo de comida fresca en el congelador.

3. Bolsas de vacío de 120 micras

Las bolsas de vacío de 120 micras son más resistentes que las de 90 micras, pero presentan un pequeño inconveniente: no se pueden esterilizar ni ser sometidas a cocción. Son pasteurizables a 80 ºC durante aproximadamente 30 minutos.

Las bolsas de vacío de 120 micras se utilizan para envasar alimentos de gran tamaño y que vayan a conservarse por un largo periodo de tiempo, como por ejemplo piezas de jamón, costillas o pescado con espina.

 

Estas bolsas son las más utilizadas, pero existen micrajes aún mayores si lo que se busca es mayor resistencia de las bolsas. En AEB Distribuciones disponemos de todo tipo de bolsas de vacío, así como otros productos de protección y conservación para tu negocio.